Secretos del cine : ‘Antros’ de Hollywood

Los mejores ‘antros’ de Hollywood.

Un estudio reciente formulaba la siguiente conclusión: “En España hay un bar o restaurante por cada 461 habitantes”. No está nada mal. De hecho, nuestro país es famoso por la abundancia de bares, puedes encontrar uno en cada esquina, a cual más pintoresco: moderno, clásico, sofisticado, cochambroso… Los hay de todas las formas y colores. Eso sí, hay que reconocer que España no tiene la exclusividad en lo referente a bares memorables. Sin ir más lejos, la gran pantalla está plagada de locales nocturnos inolvidables, espacios nacidos para convertirse en iconos. Como homenaje particular, os presentamos, de la mano de la página Asylum, una lista con los 10 bares más recordados del cine (Con unos pequeños retoques).

  • The Ink and Paint Club (¿Quién engañó a Roger Rabbit?). Este club tiene todo lo necesario para pasar la major noche de tu vida: el pato Donald tocando el piano, un espectacular pulpo gigante sirviendo cuatro combinados a la vez, pingüinos camareros y, como remate, la espectacular Jessica Rabbit realizando su numerito de jazz-blues. Puede que el tipo de la mesa de al lado sea un poco pesado y pedir un combinado “on the Rocks” tiene mucho peligro; pero aun así, estamos ante el mejor bar de la gran pantalla.
  • Coyote Ungly ( Bar Coyote) . Uno de esos bares que nos gustaría visitar y que a nuestras novias o mujeres no verían con buenos ojos. Donde deleitarnos con los bailes de las camareras sobre la barra, y ¿Quien sabe? quizá, poder beber un chupito del ombligo de alguna de ellas, un bar donde parecería que la noche no se iba a acabar nunca, eso sí, la película no valía para nada.
  • La Teta Enroscada (Abierto hasta el amanecer). Cuando anochece, este bar de mala muerte, habitado principalmente por moteros, se convierte en una verdadera fiesta: una banda de mariachis, bebida barata y el más grande strip-tease jamás realizado (por la mismísima Salma Hayek acompañada por una serpiente). Y si la cosa se pone aburrida, nada mejor que empezar una pelea, que garantiza una batalla a muerte hasta el amanecer contra una salvaje tropa de vampiros.
  • The Dampkring (Ocean’s Twelve). Un lugar que en realidad existe (Y ,por cierto, yo mismo, he estado allí), se encuentra en la ciudad de Amsterdam y es donde se reúnen los componentes de la banda, para hablar sobre el plan. El bar parece mas grande, en la gran pantalla, de lo que en realidad es, pero, ¿Quien puede resistirse a tomar algo en el bar donde se rodó una peli de Hollywood? y ademas venden marihuana y hachís (Aunque parece, que por poco tiempo).
  • Chalmun’s Cantina (Star Wars: Una nueva esperanza). Otro de los bares más populares de la cinefilia. De hecho, como todo lo surgido del universo de Star Wars, el Chalmun’s Cantina posee la categoría de local de culto. El bar tiene una estricta política de “no-androides”, pero más allá de eso, la tolerancia brilla por su presencia: el número de razas representadas entre los clientes es incontable. ¿El problema? Los asesinatos, las trifulcas y palizas se cuentas por decenas al día.
  • The Bamboo Lounge (Uno de los nuestros). Si lo que se desea es adentrarse en la gastronomía italo-americana, nada mejor que plantarse en el Bamboo Lounge, uno de los locales más legendarios de Brooklyn, Nueva York. La diversión y la buena comida están aseguradas. Eso sí, mejor no meterse con el tipo bajito de la esquina (ese que se parece a Joe Pesci). El tipo puede ser gracioso, pero también muy peligroso.
  • El Bar Cowboy Subacuático (Top Secret). Aunque no suele ser recordado como uno de los mejores bares, nosotros guardamos en lo más hondo de nuestro corazón el mítico Saloon submarino de Top Secret. Escondido en las profundidades de un río, este bar ofrece una oportunidad de oro para viajar al viejo oeste y observar su universo salvaje.
  • The Raven (En busca del arca perdida). He aquí el lugar perfecto para mantenerse calentito en las noches que decidamos pasar en las montañas de Nepal. The Raven tiene una pequeña cocina de leña que se mantiene encendida permanentemente y que da calor al séquito de borrachines que habitan el lugar. ¿El problema? Si da la casualidad de que aparece un psicópata Nazi decidido a enfrentarse a la temperamental propietaria (Karen Allen), se puede acabar bien chamuscado.
  • The Korova Milk Bar (La naranja mecánica). Surgido de la mente del novelista Anthony Burgess y llevado a la pantalla por el siempre genial Stanley Kubrick, el Korova Milk Bar puede no ser el más animado de los tugurios, ¿pero qué se puede esperar de un lugar que tiene como bebida insignia la leche mezclada con opio? Eso sí, se recomienda tener cuidado con la Leche Drencrom, ya que puede provocar verdaderos ataques de la más pura ultra-violencia.
  • Rick’s (Casablanca). Probablemente, el bar más icónico de la historia del séptimo arte, plagado de leyendas del cine negro, romances trágicos y baladas inolvidables. Puede que el jefe sea un pelín gruñón, pero aun así, el Rick’s sigue siendo el mejor lugar al que ir en el Marruecos ocupado por los Nazis. Quién sabe, con un poco de suerte, puede que salirse del bar con un permiso para escapar del país y volver a casa.

Visto en Terra.es/BlogsOficiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s