Misterios de nuestro mundo III

Hoy en ‘misterios de nuestro mundo’ vamos a tratar un tema que, aunque parezca sacado de una película de pura ciencia ficción, parece ser real, y estar documentado, con diversos casos a lo largo de la historia. Estamos hablando de la combustión espontánea humana.

La Combustión Espontánea Humana (¿Realidad o Mito?)

Se utiliza este término para describir los casos de incineración de personas vivas sin una fuente externa de ignición aparente. Aunque existen multitud de teorías sobre la combustión espontánea, la posición mayoritaria es de escepticismo sobre la propia existencia del fenómeno. Los defensores de la existencia de este fenómeno contabilizan alrededor de 200 casos desde el siglo XVII. Sin embargo, en la mayoría de los casos apenas hubo una investigación sobre las circunstancias que lo rodearon, y muchos de ellos se basan en testimonios de segunda o tercera mano y se carece de datos tan básicos como el nombre de la víctima o la fecha del incidente.

En los casos en los que se cuenta con descripciones detalladas y fiables (incluso fotografías en algunos) aparecen una serie de elementos comunes bastante desconcertantes y que dan que pensar :

  • El fuego suele estar localizado en el cuerpo de la víctima. Los muebles y electrodomésticos cercanos a la víctima suelen quedar intactos. Los alrededores de la víctima sufren poco o ningún daño.
  • La zona alrededor de la víctima y, a veces el resto de la habitación, se encuentra cubierta de un hollín grasiento.
  • El cuerpo de la víctima suele quedar mucho más quemado que en un incendio convencional. Las quemaduras, sin embargo, no se distribuyen uniformemente por todo el cuerpo. El torso suele quedar muy gravemente dañado, a veces reducido a cenizas, pero las extremidades de las víctimas a veces quedan intactas o poco dañadas.
  • Todos los casos ocurren en el interior de edificios.
  • Casi siempre las víctimas tienen algún problema de movilidad (invalidez, sobrepeso…) o se encuentran incapacitadas (consumo de alcohol, barbitúricos…).
  • En todos los escenarios hay alguna posible fuente externa de ignición.
  • Nunca hay testigos oculares del momento del suceso.
  • Las víctimas son encontradas un largo tiempo después de ser vistas con vida por última vez.
  • Las victimas, en los casos citados, tienden a ser adultos mayores.

Hay infinitas teorías sobre este fenómeno, tanto científicos como paranormales, pero todos carecen de pruebas que demuestren, con exactitud, la naturaleza de estas combustiones.

La combustión espontánea humana se usa ocasionalmente en las obras de ficción, Charles Dickens lo utilizo en su novela, ‘La casa desierta’ (1853), también fue utilizada en un episodio de Expediente X . Así como en otro de la serie CSI : Las Vegas donde también ocurrían sucesos relacionados con la combustión espontánea. Más recientemente, lo pudimos ver en la serie (recomendada, la semana pasada, en esta web) FRINGE. A continuación os dejo algunas imágenes (Que pueden herir la sensibilidad de personas muy sensibles), de algunas muertes que se creen, son casos de combustión espontánea humana.

                                      Pincha en la imagen para verla aumentada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s